7 sept. 2011

El sueño del bebé entre los 8 y los 12 meses


A los 8 meses, el sueño de los bebés suele haberse regulado en 10 horas de sueño nocturno y una o dos siestas diurnas de 2-3 horas. Algunos bebés, sin embargo, ya presentan ciertas dificultades para dormir. Dejar la puerta de su cuarto abierta, o alguna suave luz encendida, puede ayudar al bebé a dormirse solo. Recuerda que a esta edad muchos bebés atraviesan un período de ansiedad.


Como duerme el niño bebe de 10 diez meses sueño

Hacia los 8 meses, lo normal es que se haya establecido ya un patrón, más o menos regular, de sueño.  A pesar de todo, algún que otro bebé se resiste a dormir.
El bebé de esta edad suele dormir entre 13-14 horas en total. Esas horas de sueño, las distribuye en dos o tres momentos del día: una siesta por la mañana y un sueño de 10-11 horas por la noche.

Es muy probable que el bebé atraviese una etapa de muchos llantos a esta edad, y que los llantos se hagan notar especialmente antes de dormir. Esto tiene que ver con su desarrollo emocional, concretamente con un proceso de ansiedad que la mayoría de los bebés atraviesa a esta edad. El niño ha comenzado a independizarse de la madre y no le gusta que ésta se distancie demasiado de él. Se siente inseguro sin ella.

Hay algunas estrategias para ayudar al bebé a superar sus posibles dificultades para domir. Tal vez tu bebé se adapte bien a alguna de ellas y llegue a dormir con más facilidad:

Puedes probar a dejar la puerta de su habitación abierta para que escuche vuestras voces mientras intenta dormir. También puedes mecerlo hasta que alcance el sueño, mientras le susurras o le cantas bajito alguna nana. No conviene mecer al bebé de más de ocho meses sosteniéndolo en brazos.

A esta edad ya pesan bastante y lo más probable es que se despierte al cambiar de posición, de ritmo o al dejarle de nuevo en su cuna.

Prueba a darle una manta de tejido suave para que la acaricie mientras se duerme o algún muñeco de material blando que lo acompañe por la noche. Contrariamente a lo que se piensa, no pasa nada porque el niño se encariñe con su peluche o su mantita. Lo cierto es que esta clase de objetos desempeñan un importante papel en la transición de la dependencia del bebé respecto de la madre, a la independencia.
A partir de los ocho meses puedes realizar rituales de sueño con tu bebé para ayudarle a dormir. Estos rituales cobran su pleno sentido con los niños de más de un año, pues están sobretodo enfocados a ayudar a los niños que no pueden dormir a causa de miedos nocturnos, como es el caso del . No obstante, pueden ser también muy útiles para los bebés de ocho meses, dado que el aspecto rutinario de los rituales de sueño ayuda a ordenarlo y a mantener cierta "higiene del sueño".

Tal vez tu bebé se introduzca el pulgar en la boca antes de dormirse o utilice el chupete para dormir. Esto es una práctica habitual en muchos bebés y les ayuda a tranquilizarse.

En este periodo, el sueño del bebé pasa por varias fases. Primero se dormirá de una forma profunda durante una o dos horas, luego pasará a un sueño ligero o REM y se despertará parcialmente antes de regresar al sueño profundo. El resto de la noche la pasará alternando el sueño ligero (hasta 6 fases en una noche) con el profundo.

Si el bebé se despierta en una de estas fases de sueño ligero, basta con hablarle suavemente o acariciarle. Otras veces quizá necesite beber agua para volverse a dormir. Conviene ser atento pero "aburrido", esto es, no favorecer el juego a esas horas para no distraer al bebé de lo que le corresponde hacer: dormir.

Si tu bebé está enfermo y eso le impide dormir, quizá prefieras meter su cuna en tu cuarto para que te sea más fácil atenderle de noche. No te preocupes: no malcrías a tu bebé de menos de un año por dejarle dormir en tu cuarto con este fin.

La paciencia es un aliado fundamental de los padres. La posible ansiedad de tu bebé no es arbitraria, es un mecanismo de defensa para combatir los temores y la inseguridad que le asaltan al fin de su primer año. En poco tiempo el comportamiento del bebé se habrá normalizado y habrá establecido un correcto patrón de sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario