20 jul. 2011

La ropa del bebé en sus primeras semanas

Durante sus primeras semanas, el bebé va a precisar prendas de ropa específicas. Asegúrate de adquirirlas suaves y cómodas, que sean fáciles de colocar y que garanticen el mejor confort para tu pequeño.

En sus primeras semanas de vida, los bebés se ensucian mucho y precisan de continuos cambios de ropa. Debes asegurarte, mientras aún estás embarazada, de adquirir prendas cómodas, agradables, sin etiquetas ni molestas costuras, para tu pequeño. Te orientamos para que tengas una idea de todo aquello que el bebé necesitará durante sus primeras semanas.

Pijamas y peleles. Los pijamas y los peleles de una sola pieza facilitan el momento de vestir al bebé. La ropa debe ser de tela suave, con una apertura amplia en la cabeza y con costuras bien hechas, sin bordes que puedan molestarle.

Camisetas interiores. Las camisetas que se utilizan como ropa interior son útiles cuando necesitas vestir al bebé con varias capas de ropa para mantenerlo calentito y abrigado. Además, protegen su delicada piel del roce de las costuras. 

Suéter. Los suéteres son muy prácticos para vestir al pequeño. Eso sí, te aconsejamos que se abrochen al frente, para evitar así quitárselo por la cabeza ya que normalmente no les gusta demasiado.

Calcetines. El bebé no necesita aún zapatos, con lo cuál no es necesario que disponga de ellos a menos que te haga ilusión a ti. Lo importante es que mantengas sus pies calentitos con calcetines o botitas tejidas.

Gorritos y una pieza de lana en invierno. Dependiendo de la estación del año en que nazca tu bebé, puede que te sea útil disponer de gorritos suaves que le abriguen y de una pieza de lana para cuando salgas a pasear.

No hay comentarios:

Publicar un comentario