16 may. 2014

Peleas entre hermanos: ¿dejamos que resuelvan solos sus conflictos?


 http://www.elbebe.com/blog/wp-content/uploads/2011/03/peleas_hermanos_300.jpg

Como ya habré dicho en innumerables ocasiones tengo dos niños: una santa de casi 7 y el pequeño salvaje de 4 primaveras recién estrenadas. Hasta aquí todo normal: cada persona es un mundo y los caracteres de uno y otra no tienen por qué coincidir. De hecho creo que a veces esa diferencia les beneficia ya que la mayor vence su natural timidez a gracias al descaro de su hermano.
Sin embargo a veces la compatibilidad se quiebra en mil pedazos:
Ocho y media de la noche. Niños bañados y cenados a falta de un ratito de juego para irse a la cama. Padres agotados que se prometen unos instantes de paz donde intercambiar los avatares de la jornada mientras toman algo. Microsegundos de felicidad interrumpidos por unos suaves quejidos que emergen del final del pasillo. Pronto se convierten en aullidos capaces de taladrar el tímpano de cualquiera. Adiós al momento zen. La duda asalta a los progenitores: ¿intervenir o dejar que ellos solos resuelvan sus conflictos? Vale, puede que la pereza pese más que la intención didáctica pero de mutuo acuerdo deciden contar hasta 20 antes de ponerse en acción. No llegan ni al 5 cuando hace su aparición en escena la primogénita, desencajada por el llanto y los reproches hacia el pequeño agresor.
He aquí el momento en que la paciente madre de familia se da cuenta de que el mundo está al revés: no puede ser que un canijo manipule y domine a su querida hermana mayor. Se impone una charlita con su hija para tratar de explicarle que ella es más fuerte físicamente pero también debe serlo en lo psicológico. Que ignore las burlas ya que no son más que tonterías.
Pues va a ser que la buena intención educadora me salió por la culata y que la niña solo se quedó con la copla de que tenía más fuerza que su hermano, porque no pasaron ni diez minutos cuando el enano estalló en un grito agudo mientras su hermana sonreía con cara de satisfacción: “Tenías razón mami. Si le pego fuerte deja de decir tonterías”
En tu caso: ¿qué haces cuando tus hijos discuten o se pelean?

No hay comentarios:

Publicar un comentario