15 jul. 2011

COMO ACOSTAR AL BEBÉ

La llegada a casa de un bebé supone un gran cambio que, siendo maravilloso, es igualmente inquietante
por la ausencia de conocimientos que los futuros papás tienen en materia de recién nacidos.
Existen sistemas a nuestro alcance que os ayudará a respetar las necesidades de
vuestro hijo en una etapa fundamental de desarrollo para él: sus primeros años de vida.

¿Sabía usted que un recién nacido se sirve del abdomen para respirar?
¿Sabía que la adecuada posición de la cadera favorece su respiración (abdominal) y facilita el correcto
desarrollo de la espina dorsal?
¿Sabía usted que la cabeza de su bebé supone una tercera parte de su peso total y una correcta posición
de descanso evita malformaciones del hueso occipital (plagiocefalia)?
¿Sabía usted que la inmadurez de los sistemas digestivo e intestinal es, en numerosas ocasiones, la
causante de la acumulación excesiva de gases y del reflujo gastroesofágico?

Patologías más frecuentes:
a.- Acumulación excesiva de Gases
b.- Regurgitación y Reflujo gastroesofágico
c.- Infección en las vías respiratorias
d.- Luxación de cadera
e.- Plagiocefália Posicional

Prevención y Tratamiento del la Acumulación excesiva de Gases:

La inmadurez del intestino en un bebé dificulta el tránsito intestinal favoreciendo la acumulación de gases. La cadera abierta y las piernas flexionadas, facilitan su expulsión. La colocación de piernas abiertas y en alto es sin duda una posición fantástica para el bebé, siempre y cuando no tenga que mantenerse en equilibrio por si mismo, ya que esto supone una tensión sobre los músculos del abdomen que, al no estar relajados dificultan la salida de aire acumulado.
El apoyo de las piernas sobre un Rulo Antideslizante le ayuda a estar en la postura más idónea para él.
Piernas en alto y abiertas, sin necesidad de mantenerse en equilibrio, solo así el abdomen permanecerá relajado y la expulsión de los gases se hará de manera más sencilla y constante.
Con la Cuña de Apoyo Anatómico Cervical y a las Cuñas Laterales Anti-rotación el niño tendrá una postura más cómoda y de esta manera, además de permanecer con las piernas abiertas, garantizamos que la elevación de las mismas no se produzca por encima de la cabeza, sino a la misma altura de ésta, garantizando que la circulación de la sangre sea en todo momento la adecuada.

La acumulación excesiva de gases se presenta de manera generalizada en todos los lactantes, no obstante, esto no es sinónimo del tan temido Cólico del Lactante, aunque, según los expertos, es uno de los motivos por los que puede llegar a producirse.
Si su hijo llora de manera desconsolada, constante y frecuente, es posible que padezca de un Cólico del Lactante.
En este caso, acuda a su pediatra. El será quien mejor determine la solución o soluciones más adecuadas para su bebé. La correcta posición proporciona en todo momento un complemento eficaz para cualquier tratamiento propuesto por su pediatra.

Prevención y Tratamiento de la Regurgitación

Un lactante come cada pocas horas. Su sistema digestivo es igualmente inmaduro, sin embargo a lo largo del día realiza digestiones de manera continuada. En estas condiciones, la posición de semi-incorporado facilita la digestión y reduce la incidencia de regurgitaciones.
Normalmente la regurgitación puede producirse fundamentalmente por dos motivos:

a.- La válvula superior de su estómago no cierra bien y devuelve la leche;
b.- El bebé ha hecho una ingesta excesiva y su cuerpo lo rechaza.

Esta incidencia en sí no es considerada como algo peligroso, siempre y cuando las vías respiratorias no se vean obstruidas por la salida de la leche. El cuello del bebé apenas tiene fuerza y sin embargo el peso de la cabeza que soporta es, en comparación, muy elevado. En estas condiciones, sus músculos se pueden tensar dificultando que la leche salga de manera correcta. La mejor posición para evitar esto es colocar al bebé en la posición de semiincorporado, con una inclinación de treinta grados, ya que el peso de la cabeza lo soportan de manera compartida el cuello y la espina dorsal, facilitando así la correcta salida de la leche hacia la boca y reduciendo el riesgo de atragantamiento.

Si su bebé regurgita con frecuencia, además de colocarle en la posición adecuada, le sugerimos tome las
siguientes medidas:

1.- Disminuya la cantidad de leche que le da. Un estómago lleno tenderá a regurgitar con más
frecuencia.
2.- Espacie las tomas dando un margen de dos horas y media entre cada toma para que el
estómago del bebé no se vea sobrecargado.
3.- Al comer, colóquelo en la posición más vertical posible y evite ajustarle demasiado el pañal.
4.- Después de la toma no realice movimientos ni juegos bruscos y evite la posición de tumbado
en horizontal.

Recuerde que una regurgitación es una bocanada de leche y en sí no es peligrosa ni nociva, no obstante es mucho más leve que un vómito. En caso de que el bebé expulse de manera continuada y fuerte la leche,
consulte a su pediatra.
Igualmente que acuda a su pediatra en caso de que se produzcan los
siguientes supuestos:
A.- Si su bebé regurgita sangre.
B.- Si a causa de las regurgitaciones su bebé no aumenta de peso.
C.- Si la frecuencia de las regurgitaciones le ocasiona malestar.
D.- Si después de un año y medio continúa regurgitando con frecuencia.

Prevención y Tratamiento del Reflujo Gastroesofágico

El Reflujo Gastroesofágico es el tránsito del contenido del estómago de vuelta hacia el esófago. Esta patología se presenta cuando, después de haber pasado la comida al estómago, un músculo que se encuentra al final del
esófago (el esfínter) no se cierra adecuadamente, provocando que la comida regrese irritando las paredes del mismo y produciendo acidez. Nuevamente la inmadurez del sistema digestivo es la causa de esta disfunción que resulta para nuestro bebé incómoda y en los casos más severos, muy dolorosa.
Proporcionar una posición semi-recostada con una inclinación de 30 grados, facilita el funcionamiento correcto del esfínter reduciendo las probabilidades de que se produzca el reflujo; no obstante hay ocasiones en que esto no es suficiente.
Siendo una patología habitual en recién nacidos, suele desaparecer cuando modificamos la dieta de líquidos a sólidos y también a medida que el niño deja de estar tumbado durante largos períodos de tiempo. Por lo general a partir de los seis meses el Reflujo desaparece sin más.
Los hospitales, cuentan con cunas y camas que permiten una reclinación de sus somieres a diferentes alturas. No obstante, la normativa europea de homologación obliga a que las cunas que se comercializan mantengan siempre la misma posición sin posibilidad de reclinarse. Actualmente, los padres de niños con Reflujo Gastroesofágico optan por colocar cojines debajo del colchón para elevarlo, con el riesgo que esto supone de:

a.- pérdida de equilibrio y rotación del cuerpo hacia abajo llegando a quedar la cabeza dentro de las
sábanas.
b.- Deslizamiento moderado del cuerpo hacia abajo doblando el cuello y dificultando la respiración del
niño.
c.- Deslizamiento severo del cuerpo hacia abajo quedando postrado a los pies de la cuna con las piernas
encogidas, y habiendo perdido toda la reclinación.
Gracias al Rulo Antideslizante, podremos garantizar el posicionamiento correcto del niño en el colchón y las Cuñas Laterales Antirotación evitarán igualmente que el niño pueda girarse o cambiar a una posición no deseada.

Prevención y Tratamiento de Infección en las Vías Respiratorias

Debido a la inmadurez del Sistema Respiratorio, los bebés sufren de irritaciones en las vías respiratorias, siendo característico en ellos la tos y el moqueo constante. El Apoyo Anatómico Cervical de garantiza
la correcta respiración al no permanecer el niño en posición horizontal. La forma anatómica estratégica bajo su cuello permite igualmente que la cabeza quede correctamente colocada y las vías respiratorias despejadas. De esta manera, una irritación en las vías no tiene porqué desencadenar en Infección ya que el proceso de expectoración se produce más fácilmente y los conductos nasales se obstruyen en menor medida.
Si se desencadena una Infección (Bronquiolitis, Neumonía, Bronconeumonía, etc.). Podremos igualmente
complementar el tratamiento hospitalario proporcionándole al niño la postura más cómoda y segura sin tener que recurrir almohadones o cojínes con el riesgo que esto supone ( antes mencionado)

Tratamiento de Luxación de Cadera

Las caderas del recién nacido son inestables y pueden sufrir una luxación antes, durante o después del parto.
Muchas de estas luxaciones se resuelven sin necesidad de tratamiento. En estos casos favorecer la correcta colocación de las piernas (abiertas y flexionadas) ayudará para que se resuelva con el tiempo.
utiliza su sistema integral de Cuña de Apoyo Anatómico Cervical y Rulo Antideslizante que favorece esta posición.
Si la lesión es más severa necesita entonces la intervención del Neonatólogo que normalmente se sirve de un soporte adicional que se coloca en las piernas del bebé para que éstas permanezcan abiertas y flexionadas (Posición de Ranita). En estas condiciones tumbar al bebé horizontal puede resultarle incómodo. Nuevamente serán La Cuña Apoyo Anatómico Cervical y el Rulo Antideslizante las mejores opciones para complementar el tratamiento adaptándose a la forma de la cadera del bebé y proporcionándole una posición más adecuada para sus circunstancias; La postura que el bebé adopta sobre evita la carga de peso sobre la columna cuando está tumbado boca-arriba mejorando su confort.
Para luxaciones más severas que requieren de soportes más rígidos (escayola) está igualmente indicado.

Prevención y Tratamiento de la Plagiocefalia Posicional

Desde que se dieran a conocer estudios que determinan que la mejor posición para evitar la Muerte Súbita del Lactante es la de boca-arriba, los casos de Plagiocefália Posicional han aumentado vertiginosamente.
El elevado peso de la cabeza del bebé y la constante posición de boca-arriba, puede desencadenar en esta
patología que consiste en la deformación severa de la parte trasera de la cabeza, llegando a quedar plana. El niño podría ser tratado con un casco que evite una deformación mayor y en los casos más graves se llega a recurrir a la cirugía.
El aplanamiento del cráneo no es una mera cuestión estética y el control de la forma correcta de la cabeza es algo que preocupa a los pediatras actualmente, siendo uno de los motivos más frecuentes por los que los padres acuden a las consultas.
Cambiar al bebé de posición evita la carga de peso excesiva sobre el hueso occipital. La manera más eficaz para evitar la Plagiocefália Postural es colocarle de lado; no obstante colocar al bebé de lado sin soporte alguno conlleva el riesgo de que pueda acabar colocado boca-abajo.
Las cuñas anti-rotación de están diseñadas para que, durante el día, los padres puedan
colocar al niño de lado de manera segura, ya que evitan que éste rote sobre su cuerpo. Los pediatras
recomiendan alternar la posición de lado una y otra vez, colocando al bebé sobre el hombro derecho durante un tiempo y luego sobre el izquierdo. Normalmente los cambios posturales coinciden con las tomas; de esta manera,si colocamos al bebé sobre el hombro izquierdo y se despierta para comer, después habrá que colocarlo sobre elderecho para no cargar siempre sobre la misma zona de la cabeza.
Puesto que las noches son largas y las tomas son menos frecuentes, la posición de boca-arriba durante la noche,sigue siendo la más adecuada, no obstante, durante el día un cambio permanente de posición, reducirá la incidencia de Plagiocefália Postural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario